2.5.11

Canonizan a JP II, cañonean a los nietos de Kadafi

Por Teresa Eschuk

Varios milagros enviados desde el cielo han acompañado los actos de canonización del ex Papa polaco. El más sobresaliente es la muerte del azote de Occidente, Osama Bin Laden, su hijo y todos los que se interpusieron ante las balas de la justicia celestial. Le siguen la eliminación de parte de la familia de Muhamar Kadafi, otro socio arrepentido de Occidente, y por último, la exaltación de la monarquía inglesa hasta el rango de pop stars del siglo XXI. la contrarreforma no podría haber imaginado una cruzada más exitosa. Como rebaños fieles, multitudes de ciudadanos norteamericanos salieron a festejar por las calles la muerte, que bien mirada, es toda una actitud cristiana y democrática. 

2 comentarios:

Avallay dijo...

Bueno es que festejaban que ossama se iba para el cielo, no?

Anónimo dijo...

Lamentable
Abrazo
Erik

Búsqueda personalizada