22.1.09



Mal comienzo

Por Teresa Eschuk

Una de las primeras medidas de Barak Obama es claramente recesiva. Cerrar la cárcel de Guantánamo dejará a cientos de abogados, periodistas, torturadores y militares sin trabajo. Peor aún, ¿dónde irán a parar todos los presos de dicha base? Error e improvisación.

El primer acto de gobierno de Barak ha sido un yerro. No le extrañaría a esta cronista -que lo ha visto todo- que el próximo paso sea crear algo así como la "Fundación Michelle" para extender la ayuda social en forma clientelística a los miles de excluídos norteamericanos que los votaron.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si los excluidos norteamericanos logran unificar un movimiento multicolor, Obana se las verá negra
Abrazo
Erik

escriba dijo...

Very peronist?
Saludos

Búsqueda personalizada