28.1.09


Castigo divino

Por Sergio De Peddo

La sequía que azota a la pampa -otrora- húmeda llevó a los dirigentes ruralistas a medidas extremas, tales como el rezo que ilustra nuestro cromo. Parapetados detrás de la carretilla con la que se llevan en pala, Eduardo Buzzi y otros se incaron de rodillas por "una patria justa, húmeda y subsidiada".

"También oramos por la salud de la presidenta, para que en vez de susto nos de una alegría", lanzó con una guiño perverso un gaucho bien sotreta de esos que nunca faltan y adornan los actos de sus patrones, a los que ayudó a incorporarse luego del desgate físico realizado.
Explotando su imágen de víctimas, la "Mesa de engarque" rechaza todas las medidas del gobierno mientras se dispone a exigir las reparaciones del flagelo destituyente de la seca. "Los hombre de campo estamos acostumbrados a la adversidad, pero no importa no ahorraremos sangre de gaucho para salir de esta y de todas las que venga, ahijuna con la lobuna!!"- bramó el empresario Buzzi.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A esa rata de Buzzi habría que agarrarlo en la posición que está en la foto e ir depositando yuyitos de soja en su parte trasera, digo para ir engarcando la protesta..
Abrazo
Erik

Juan Eduardo dijo...

¿El decolorado hacia el blanco y nego de la foto obedece a un mensaje subliminal para acentuar la sequía?

Avallay dijo...

Hay un dato que el cronista omitió en el relato, no se si por prudencia o qué) pero el señor que está de píe hacia la izquierda con un niño sentado a sus pies, no sería otro que el mismísimo Teresa Eschuk...

Norman dijo...

Erik: La pose suena mejor para el fusilamiento.
Juanedu: El B&N es porque a nuestro "Magnesio" Miquel le llegó el ajuste por la crisis.
Avallay: Teresa Eschuk es una dama y no un flaco desarrapado como el que Ud. sugiere.

Búsqueda personalizada