28.3.08


Dalai D'Elía

Por Teresa Eschuk

Cultor de la no violencia y de los principios armónicos del budismo, el Dalai D'Elía sufrió una mutación cuando a la edad de 3 años -ver cromo- abandonó el Tibet y partió hacia La Matanza.
"Pocos conocen mis orígenes de ayuno, privaciones y control de mis impulsos criminales. Pero aquí, en la Argentina, me nutrí del odio al oligarca, tinto y asado en cantidades abominables, para alcanzar a ser lo que soy." Con las manos cubriéndole el rostro, D'Elía confiesa su secreto y solloza.
"Por otro lado, la pasividad oriental nunca fue lo mío. Ni siquiera Mao me resulta lo suficientemente peronista. Aquí recuperé mi ser y al que dude de mi palabra le rompo todos los huesos."
Un auténtico soldado de la causa, un militante sin estratagemas ni dobles discursos, una verdadera criatura de Dios al servicio del pueblo, aquél que siempre fue unido y vencido.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente, Norman!!!!
de todas maneras, desde aca lo bancamos al Dalai
Abrazo
Erik

eliana dijo...

Es que Mao le recuerda a Mauricio, es entendible.

el vasco agarraestagarcha dijo...

este es el dalai que admiran "celebrities" como Richard Gere, Susana Giménez y Piñón Fijo?
Al que le dedicó una canción el grupo español Magneto?
que grosso...me hago monje tibetano...

V.A dijo...

Hay causas que son más COOL que otras: la liberación del Tibet, por ejemplo, por no decir la liberación de la agroexportación argentina.

El gordo no es carmelita descalza, ni tiene los modales de un dandy, pero a veces tiene razón!

Juanedu dijo...

La verdad que a D'Elía se lo comió el personaje. Pero, nobleza obliga, que le digan todo el tiempo "negro de mierda", "cabeza" y demás finuras, que lo sometan todo el tiempo al escarnio racista, debe joder y mucho!!

Salu2

PS: una vuelta vi a los monjes estos frente a la sede de NAciones Unidas y son re- re-cool!!!! man
Je

Búsqueda personalizada