7.11.07


La muerte de otro Gran Norman*

Fue, sin dudar, parte de la saga de humoristas que abrevaron en los hermanos Marx, Buster Keaton y Dick Van Dyke. Su humor "sopaina", siempre fino y sutil, lo mantuvo en las orillas de las grandes luminarias que se centraban en expresiones más chabacanas y procesitas de la década del setenta. Adiós señor Erlich.

Norman

5 comentarios:

escriba dijo...

Se fue un grande, está bien. Pero hay que decirlo. No era "un servidor".
Saludos

La matan"c"era dijo...

Es verdad, se fue un grande del humor sano y simple, con esa ironía del humor judío que tanto uno disfruta.
Junto con el se fue Mario Sanchez, se ve que se fueron de gira, a divertir otros públicos
Saludos

Anónimo dijo...

Por suerte nos queda el verdadero Norman que no para de ortibar
Abrazo
Erik
PD: lindo coment de la matan"c"era

Avallay dijo...

Saludos, para el gran Norman

Anónimo dijo...

Muy bueno lo de la matan"c"era, como dijo Erik. La verdad, es que nosotros tenemos de sobra con éste Norman que mide, como affffffffalos.

Ruso

Búsqueda personalizada