6.6.07


Santo susto

El Papa Benedicto XVI sufrió un atentado a manos de un desquiciado mental que comenzó pidiéndole una bendición para su equipo de fútbol. Ante la negativa -en realidad la indiferencia de un Papa que sólo habla en nazi- el enfurecido suplicante le asesto un denso esputo en el ojo derecho -el que más utiliza el Papa- por lo que debió ser atendido en la enfermería del Vaticano. El agresor fue captado por nuestro reporter y corresponsal Gustavo Notte Rajher, en un documento gráfico que registra el momento anterior al escupitajo. A raíz del atentado, Google propuso al Vaticano que las audiencias públicas de los miércoles las realice con unas antiparras promocionales: seguridad para el Papa y negocio para internet.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aguante el MAS (Movimiento al Sotanismo). Aca falta una guarda pretoriana para cuidar al PAPA. Propongo a Notte Rajher como su director.
Abrazo
Erik

Anónimo dijo...

Ambos me repelen, los de la foto.
Esta por salir campeón, me quiero matar!
Ruso

YASIN dijo...

http://yasinearth.blogspot.com/

Búsqueda personalizada